En enero de este año, Tricilos, la empresa chilena fundada por Joaquín Arnolds, Manuel Díaz y Gonzalo Muñoz fue reconocida con la certificación B, como la primera del sur del continente. Hoy Triciclos forma parte de este grupo de empresas internacionales que han sido creadas con el fin de ofrecer beneficios sociales y ambientales, y que consideran el retorno financiero como una herramienta para lograr esos fines y no como su razón de ser.

El sistema de certificación B es un innovador agente de cambio para la sociedad. Las compañías que ya son parte de éste, tienen como labor fundamental darle una mayor importancia al trabajo que tienen éstas con las comunidades y principales grupos de interés, además de un especial trato y cuidado con el medio ambiente. Pero por sobre todo, estas organizaciones quieren marcar la diferencia frente a las compañías tradicionales.